Sobre los bonus de las tragamonedas Martes, mar 1 2011 

Todo jugador de tragamonedas sabe que, en realidad, juega contra un programa de casino que garantiza que el casino siempre tiene la ventaja. Como grupo, los jugadores de tragamonedas reciben, en forma de premios, la mayor parte de lo que ingresa en las máquinas (hasta el 98%, en algunos casos), pero sólo un grupo de ellos recibe los grandes premios.

Las tragamonedas siguen siendo el juego más atractivo, visualmente, de los casinos. En los casinos físicos, la combinación de sonidos, luces y colores son, ya de por sí, una atracción, sin contar los jackpots que se acumulan. En los casinos online, los gráficos son la mayor atracción, especialmente cuando se trata de tragamonedas interactivas, en las que el jugador participa, de algún modo, en el juego que se desarrolla gráficamente.

Otro de los atractivos de las tragamonedas, físicas y online, son los bonus. Los bonus le dan al jugador la ilusión de que está consiguiendo algo extra por su dinero, cuando, en realidad, ya ha pagado por ello. El dinero que se paga en bonus, por ejemplo, sale del mismo fondo de pago del resto de los premios. No es un dinero extra, que se paga aparte de los premios calculados. Lo único que varía es el porcentaje que cada tragamonedas o software dedica a los bonus. Sin embargo, las tragamonedas con bonos se vuelven cada vez más populares, porque los jugadores creen que pueden ganar más premios.

Es importante que, como jugadores de tragamonedas, nos mantengamos en control de nuestro dinero y no nos dejemos engañar pensando que nos están dando algo extra. Una cosa es saber que el casino siempre gana, pero igual consentir en jugar simplemente porque nos gusta y nos divierte. Otra, permitir que nos engañen.

La ventaja del casino en números Martes, feb 1 2011 

Para cada persona, el casino es una experiencia diferente: algunos buscan más diversión que dinero, otros, todo lo contrario. Pero todos deberían tener en mente que un casino es, antes que nada, un negocio. En palabras de Bob Stupak, alguna vez dueño del Vegas World, el trabajo del casino es “conseguir tanto dinero de la gente como sea posible y, aún así, hacer que vuelvan a casa con una sonrisa.”

Para conseguir dinero el casino no necesita engañar a nadie: tiene margen favorable en todos los juegos y de cada apuesta saca ganancias. Es lo que se conoce como la “ventaja del casino”. Cada apuesta que hacemos tiene una cierta probabilidad de ganar o perder. Si apostamos al lanzamiento de una moneda, tenemos 50/50 de probabilidades de acertar. Esto es una apuesta pareja y, si ganamos, nos pagan las probabilidades reales. Pero si esa misma apuesta la hiciéramos en el casino, nos pagarían 0.95$ por cada 1$ apostado, porque la ventaja de la casa es del 2.5%. en otras palabras, la ventaja de la casa es la diferencia entre las probabilidades reales y las que el casino nos paga cuando ganamos.

En la ruleta americana, sabemos que la ventaja es del 5.26%. En el juego hay 36 números + 0 + 00. Las probabilidades de ganar son de 38:1. Si ganamos, el casino nos paga $35 por cada $1 apostado, y nos devuelve nuestra apuesta. Es decir, recibimos en la mano $36. Esos $2 de diferencia los dividimos entre 38, que son las probabilidades reales, y nos dará como resultado 0.0526, o 5.26%. es decir que, aunque apostemos a todos los números, y ganemos, siempre perderemos dinero.

En el blackjack y el videopoker es diferente porque son juegos que tiene un componente de habilidad del jugador que influye en el resultado. En el blackjack podemos, incluso, llegar a tener ventaja sobre el casino. Pero en juegos como la ruleta o los dados, no tenemos ninguna posibilidad, a largo plazo, de salir ganando, nunca.

Las tragamonedas y sus jugadores Miércoles, abr 14 2010 

Las máquinas tragamonedas pueden dividirse, en lo que respecta a los premios, en 2 grandes grupos generales: las que dan muchos premios pequeños y pocos grandes, o las que dan más premios grandes y menos pequeños. No hay una sola manera de programarlas, porque hay jugadores con distintas preferencias, y a todos se debe satisfacer.

Cuando caminamos por un casino notaremos que hay tragamonedas que dan premios con mayor frecuencia y otras con menor frecuencia. La que premios con mayor frecuencia dará premios pequeños; la otra dará premios más grandes. Todas, finalmente, devolverán casi el mismo porcentaje del dinero ingresado en apuestas.

La programación de las tragamonedas se relaciona con el gusto de los consumidores: algunos prefieren ganar premios más pequeños, pero ganarlos con frecuencia, porque les da placer el mero hecho de ganar, no la cantidad de dinero que ganan. Otros prefieren jugar moneda tras moneda, experimentando la emoción de sentir que en cualquier momento pueden convertirse en millonarios. También hay otro tipo de jugadores: aquellos a los que no les interesan los premios y sólo quieren poner monedas y ver girar los cilindros, y van cambiando de tragamonedas en tragamonedas durante toda la noche. Pero éstos son los menos.

La principal diferencia entre los jugadores de tragamonedas y los jugadores de juegos de mesa en los casinos, es que los primeros están preparados para aceptar muchas pérdidas continuas, incluso en tragamonedas con alta frecuencia de pagos. Son pacientes, y no enojan cuando pierden, ni siquiera con ellos mismos. Si tenemos en cuenta que, por lo general, la frecuencia de pago está entre el 9 y el 20%, esto significa que perderemos entre 80 y 91 veces que juguemos. Si le sucediera lo mismo a un jugador de blackjack, por ejemplo, seguramente reaccionaría en forma diferente al jugador de tragamonedas.

La paciencia es lo que hace que muchos jugadores de tragamonedas regresen a sus casas con algo de dinero ganado en sus bolsillos, especialmente los que juegan en máquinas con premios pequeños pero frecuentes. Finalmente, todo consiste en saber esperar.

Tragamonedas: ¿azar o habilidad? Martes, mar 30 2010 

El tema de las tragamonedas suele despertar polémicas en muchos países. Y no por el juego en sí, sino porque en ocasiones están instaladas en lugares a los que pueden acceder los menores de edad. Siendo consideradas un juego de azar y que crea adicción o ludopatía, las discusiones sobre el tema son muchas.

En Chile se hizo hace ya algunos años un estudio para determinar si las tragamonedas son un juego de azar o de destreza. Dilucidar esta cuestión podría ser fundamental desdesde el punto de vista legal. Sin embargo, las autoridades gubernamentales nunca llegaron a pronunciarse en esta cuestión.

En el año 2005, un profesor de estadística de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ricardo Aravena, analizó un juego llamado Soccer 2004, que se encontraba en esos momentos en casi todos los locales de juego. La conclusión de Aravena fue que no se trataba de un juego de azar, ya que se requería de habilidad por parte del jugador y de cierta estrategia específica para conseguir las mayores ganancias. Más todavía, la habilidad se conseguía con práctica y conociendo ciertos “secretos” sobre cómo manejar la máquina.

A la misma conclusión llegó el Laboratorio de Criminalística Central con respecto a un juego denominado “La Cascada”, donde se deben hacer caer fichas desde un nivel superior a uno inferior, arrastrando monedas en la caída.

Claramente, no estamos hablando de las tragamonedas que vemos habitualmente en los casinos, sino de máquinas recreativas de otro tipo. Quizás el punto central de la cuestión pase por no poner todas las máquinas en un mismo nivel, y basarse en las características técnicas de cada una para determinar si son máquinas de azar o de habilidad. Lo que no significa que tanto las unas como las otras no puedan genrar el mismo grado de adicción.

Cómo jugar un torneo de tragamonedas online Miércoles, dic 30 2009 

Si deseamos jugar a un torneo de tragamonedas, podemos hacerlo tanto en un casino real, como en un casino online. Estos torneos son muy divertidos y dinámicos y, al depender más del azar que de la habilidad de los jugadores, cualquiera puede participar en ellos. Si investigamos un poco, podemos llegar a encontrar torneos de tragamonedas que dan como premio un gran bote, irresistible.

En los torneos de tragamonedas, los jugadores compiten entre ellos para ver quién puede ganar más durante toda la competencia. Cualquiera puede participar de esta aventura y obviamente, todos tienen las mismas chances de ganar.

Todos los participantes usan el mismo modelo de tragamonedas, que es designado por el casino para el torneo, por lo que todos están en las mismas condiciones. Por lo general, se usa algún modelo de tragamonedas elegido entre los más populares y conocidos, en el que todos los participantes tengan práctica.

Para poder jugar un torneo de tragamonedas, casi siempre debemos pagar una tarifa mínima, salvo que sea un torneo de inscripción gratuita. Nos darán una cantidad fija de créditos y limite de tiempo para poder jugar en la competencia. El tiempo puede variar de 5 a 30 minutos; en cada evento es distinto el tiempo.

Cuando el tiempo y/o los créditos se nos hayan terminado, la tragamonedas se va a detener y los resultados de basarán en las ganancias que obtuvimos hasta ese momento. Luego, hay que comparar este resultado con el del resto de los jugadores que también estaban compitiendo.

Cuando se terminan de comparar los resultados, se declaran los ganadores y se les entrega el premio que corresponda. Cuando se trata de un torneo de tragamonedas online, por lo general los premios son en forma de efectivo o entradas para participar en otros torneos de tragamonedas.

En el caso de jugar un torneo de tragamonedas es conveniente jugar a gran velocidad: si tardamos mucho entre un giro y otro, no llegaremos a usar todos los créditos que tenemos disponibles, y estaremos desperdiciando oportunidades de conseguir las combinaciones ganadoras.

Consejos para jugar a las tragaperras Jueves, mar 12 2009 

Lo primero que debemos hacer es encontrar una máquina tragaperras cuyo monto de apuestas podamos costear. Muchas veces sucede que nos gusta una determinada tragamonedas pero sus apuestas son muy altas. No debemos preocuparnos porque hay muchas tragaperras que son similares en su operatoria pero con gran diferencia en el monto de las apuestas.

Nunca debemos jugar más dinero que lo que permiten nuestros recursos, aún estando en una buena racha.

Es importante informarnos acerca de la forma de juego y la tabla de premios de la tragaperras elegida, antes de comenzar a jugar.

Tengamos en cuenta que no hay ninguna relación entre la cantidad de dinero que hemos apostado y las probabilidades de ganar y obtener un premio importante.

Los casinos ponen en lugares preferenciales aquellas tragamonedas que dan premios en forma frecuente, para que los jugadores se entusiasmen con la posibilidad de ganar. Las máquinas que pagan poco o con poca frecuencia están ubicadas, por ejemplo, cerca de las cajas, en medio de una fila de tragamonedas o en lugares alejados. Esas son las tragaperras que debemos evitar.

Si queremos jugar tragaperras en un casino online, debemos asegurarnos de que el sitio tenga las licencias correspondientes, porque será el modo de asegurarnos el cobrar nuestros premios. Además debe haber una tabla de premios y medios de pago disponible para el jugador cuando lo desee.

No hay una manera “correcta” de apostar en los slots: es un juego de azar y las combinaciones ganadoras son aleatorias, así que nuestras posibles ganancias dependerán enteramente de la suerte.

Juega gratis a las tragamonedas Jueves, mar 12 2009 

Hay una posibilidad de jugar gratis en las máquinas tragamonedas, y es un premio especial que podemos obtener que nos da partidas gratis.

Esto sucede cuando al final de una partida aparecen en la pantalla 3 ó más símbolos “scatter” (queso), en cualquiera de las líneas, independientemente de la cantidad de líneas que se hayan jugado. Estos íconos pueden aparecer en cualquiera de las 15 posiciones visibles en la pantalla de juego. Tengamos en cuenta que no podemos reemplazar un scatter por el comodín, en este caso.

La cantidad de partidas gratis que ganemos dependerá de la cantidad de símbolos scatter que aparezcan en nuestra pantalla al finalizar la partida. No sólo ganaremos partidas gratis, sino que además obtendremos bonos para seguir jugando.

Ejemplo:

3 scatters: son 15 partidas gratis más x2 en las apuestas que ganemos en las 15 partidas gratis.

4 scatters: son 20 partidas gratis más un x3 en las apuestas que ganemos en las 20 partidas gratis.

5 scatters: son 25 partidas gratis más un x10 en las apuestas que ganemos en las 25 partidas gratis.

Esto significa lo siguiente:

Jugador 1: obtiene 4 scatters jugando 20 líneas a 50c cada línea. 20 (líneas) x 50c (por línea) x 3 (bonus x 4 scatters) = 30 € bonus + 20 partidas gratis.
Jugador 2: obtiene 3 scatters jugando 1 línea a 1€ por línea. 1 (línea) x 1€ (por línea) x 2 (bonus x 3 scatters) = 2 € bonus + 15 partidas gratis.

Los bonos se pagan antes de comenzar a jugar las partidas gratuitas.
Cuando ganamos los scatter se iluminan en la pantalla y la información de nuestra cuenta reflejará las ganacias que hemos obtenido. Las partidas gratuitas se inician automáticamente al finalizar la partida que estamos jugando, y continúan hasta completarse.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.